Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en la página. Para habilitar o restringir las cookies activas u obtener más información, haz clic en cookie settings.

Aceptar todas las cookies
Rumroom LAB:  Innovación social y Human Centered Design Rumroom LAB:  Innovación social y Human Centered Design
Artículo

Runroom LAB: Innovación social y Human Centered Design

Runroom lab

El pasado 29 de abril celebramos una nueva edición del evento Runroom LAB poniendo foco en el impacto positivo del mundo digital en la sociedad y en la innovación social a través del Human Centered Design. 

Se abordaron muchos de los interrogantes que surgieron de forma espontánea desde los equipos de Experience Design y de Experience Research de Runroom al reflexionar sobre este tema. Estas son algunas de las preguntas que surgieron en el LAB a las que buscamos respuestas a partir de acciones, ejemplos y casos reales:

  • ¿Cómo podemos influir positivamente en la sociedad desde nuestra profesión, como designers, marketers, developers…?

  • ¿Cuál fue el impacto de las herramientas digitales durante la pandemia?

  • ¿Qué nuevas necesidades sociales están apareciendo en el contexto de la digitalización?

  • ¿Cuál es el impacto de las herramientas digitales en la memorización, en el aprendizaje?

  • Cuándo hablamos de impacto social, ¿nos centramos solo en proyectos públicos?

Para tratar este tema tan interesante tuvimos la suerte de contar con Ana de Miguel, Enrique Conches y Rubén Mir.

 

Algo más sobre los y las ponentes

Tras 12 años trabajando para Naciones Unidas, Ana de Miguel eligió el camino de la innovación social y en la actualidad es Program Manager en INCO Academy Spain. Le entusiasma la resolución creativa de problemas, el pensamiento de diseño y la tecnología para renovar los servicios públicos y privados y obtener el máximo impacto.

Enrique Conches es un apasionado del diseño centrado en los humanos y evangelista del poder de las personas para cambiar la sociedad. Está totalmente comprometido con la investigación en diseño como una forma fascinante de empatizar con las personas y es fundador y Punk Innovation Companion en Punk Design.

Para completar este gran trío de expertos también contamos con Rubén Mir que, además de tener una extensa formación en el ámbito de UX y UX writing, es CEO & Co-founder de Human Call to Action donde innova con organizaciones que contribuyen a la transformación social, cultural y medioambiental, convirtiendo la empatía en acción.

Innovación e impacto social

En el primer bloque del evento los ponentes compartieron algunos ejemplos relevantes de proyectos digitales con impacto social, cultural y medioambiental: 

  • Digital Social Innovation es una web que realiza un trackeo a nivel europeo de proyectos de innovación social que quieren darse a conocer y/o buscar colaboradores e inversores. 

  • The Social Swipe, una campaña digital interactiva de la ONG Misereor en la que el usuario, al pasar la tarjeta de crédito por un póster interactivo para donar, sentía que cortaba una rebanada de pan para alimentar a una persona sin recursos o las cuerdas que ataban a una persona esclavizada.

  • En el sector público un excelente ejemplo de enfoque dirigido a las personas es el del Gobierno británico consiguió unificar todas las gestiones administrativas en un único portal destinado a los ciudadanos: https://www.gov.uk/

  • Playing for change es una plataforma que inspira y conecta al mundo a través de la música con el fin de eliminar las fronteras y las diferencias entre las personas. 

  • Global Forest Watch ofrece los datos, la tecnología y las herramientas más recientes para empoderar a personas en todas partes del mundo que quieren proteger los bosques y la naturaleza.

Y tras conocer estos proyectos llegó la primera reflexión: ¿cómo impactamos los diseñadores? Y aquí entró en juego una de las palabras más repetidas durante toda la tarde: empatía. Porque, algo tan humano como la empatía con el mundo, aplicada al Design Thinking, puede alcanzar todos los campos. También hablamos de responsabilidad a la hora de diseñar nuevos comportamientos sociales, o replantear los ya existentes, y de la lucha contra los dark patterns. 

Entre los asistentes se creó un animado debate en el que quedó patente el aumento de la conciencia y la exigencia social, también para las empresas, que empiezan a ser más activas, no sólo a través de sus fundaciones para temas de branding y responsabilidad social corporativa (RSC), sino también para ver, entender y participar en los procesos y las investigaciones involucrando a sus equipos.

 

Human Centered Design

Retomando la empatía para generar impacto positivo, iniciamos el segundo bloque del LAB con un ejercicio. Siguiendo las indicaciones de Enrique Conches, los asistentes se dividieron en grupos de 4 personas y a cada grupo se le asignó uno de estos colectivos: homeless, inmigrantes sin documentación, menores, personas mayores e invidentes.

El objetivo del ejercicio era ponerse en la piel de cada uno de estos colectivos, empatizar con las problemáticas u obstáculos en el ámbito digital a los que se puede enfrentar en su día a día y, a través de la empatía, pensar y diseñar soluciones específicas.

Debate final y conclusiones

Al tocar temas de educación hablamos de la dependencia a la tecnología por parte de las nuevas generaciones, por ese placer fácil e inmediato que proporciona, que puede afectar a su creatividad y desembocar en ansiedad, frustración, aislamiento y soledad. También salió a relucir la difícil tarea de los educadores de encontrar un equilibrio entre el acceso a la tecnología y el uso de las pantallas.

En el debate final surgieron ejemplos y experiencias personales que nos encaminaron hacia la idea de que lo digital es una herramienta, y que bien utilizada  no se tiene por qué demonizar. Existe un impacto positivo, aunque desconocemos su magnitud y la mejor manera de explotarlo. ¿Qué pueden contarnos las nuevas generaciones sobre esto? ¿Cuál es la diferencia entre uso y abuso? 

Desde otra perspectiva también se destacó la posibilidad de la gran ventana de oportunidades y transformación que ofrece la tecnología a los jóvenes, y cuyo futuro desconocemos porque nuestro baremo analógico no sirve, se ha quedado obsoleto. 

Otra de las grandes conclusiones fue que no todos los problemas se pueden resolver al 100 %. Es el caso de los wicked problems, o problemas complejos, que se caracterizan porque son difíciles de describir y que, por todos los factores que intervienen, son imposibles de resolver. Se trata de cuestiones de gran magnitud como el cambio climático o la pobreza en el mundo.

Como última reflexión se habló de evitar el “crear por crear” porque innovar no es siempre crear tecnología, también es diseñar su uso y servicio. La tecnología está al servicio del servicio. 

Tras esta gran experiencia podemos quedarnos con la afirmación de que lo digital puede impactar de manera positiva en la sociedad a través de la empatía y teniendo siempre en el horizonte un equilibrio. 

Para Runroom fue un verdadero placer generar este espacio de debate y aprendizaje donde expertos y asistentes desgranaron la innovación social a través del Human Centered Design.

 

¡Os esperamos muy pronto en el próximo Runroom LAB!

También te puede interesar:

09 May. 2022

Laura Polls

Head of Experience Research en Runroom, CX Researcher en Stooa, investigadora y consultora en Experiencia de Cliente y Negocio Digital.

Agile Digital Intelligence